La Fábrica Laboratorio de Eze-Village

Una fábrica mítica

Inaugurada en 1968, esta fábrica se beneficia de una situación privilegiada, al pie de la roca, dominando el mar, situada sobre la cornisa mítica de la Riviera, entre Niza y Mónaco. Se trata de una inmensa fábrica de perfumería, cuyo modernismo está particularmente puesto en valor en el seno del encantador pueblo medieval de Eze. La visita de la perfumería se acompaña de la visita del laboratorio de cosméticos, donde se elaboran las cremas y otros productos de la marca para los cuidados del cuerpo.

Las técnicas de fabricación

En esta sala están expuestos los alambiques que permiten la destilación con vapor de agua. Es un procedimiento muy antiguo que permite extraer los aceites esenciales. Conocida desde la Antigüedad, esta técnica se perfeccionó en la civilización árabe a partir del siglo VIII y sigue siendo una importante técnica de la perfumería tradicional.

La impregnación en caliente o maceración, consiste en infusionar las flores en materias grasas previamente calentadas. Esta técnica, conocida desde la Antigüedad, se ha completado a través de los siglos.

La técnica de la impregnación en frío se desarrolló para las flores más frágiles, como el jazmín o el narciso, que no soportan ser calentados. Muy extendida en la región de Grasse hasta finales de los años 50, consiste en extender una capa de grasa inodora sobre las paredes de un chasis de vidrio, el cual se cubre seguidamente de flores. Esta técnica ha sido reemplazada hoy por técnicas modernas, tales como la extracción por disolventes volátiles o la extracción con gas carbónico supercrítico.

El órgano del perfumista

La perfumería presenta una gran analogía con la música. Así, el perfumista, de igual forma que el músico, compone sus perfumes delante de un órgano, mueble en el que están dispuestos todos los frascos de esencias que le serán necesarias. Un perfume está constituido por un acorde que designa una asociación de varias notas (acorde amaderado, acorde chipre, notas afrutadas, notas floridas). La concepción de un perfume puede necesitar varios años de investigación.

La jabonería

La fábrica posee un taller de jabonería, donde se fabrican los jabones rosa y los jabones pato.
Realizados a partir de gránulos de jabón neutro fabricados en Francia, los jabones Fragonard son perfumados y modelados en nuestras fábricas. Antes de ser magníficamente embalado en su coloreado estuche, el jabón pasa por varias etapas. Los gránulos se introducen en la amasadora con la esencia perfumada y la mezcla continúa su camino pasando a la trituradora, que la reduce a copos. Seguidamente, los copos se vierten en la extrusora, una máquina que calienta el jabón a 60° C y forma una barra homogénea y maleable. Cortada en trozos, éstos son «prensados» por una prensa que da la forma final al jabón.

La fabricación de cosméticos

El perfume entra en la composición de numerosos productos del día a día. Es por eso que, de forma natural, la Casa Fragonard comenzó a desarrollar, en los años 60, sus primeras gamas de cosméticos y de cuidados. Geles de ducha, leches para el cuerpo, cremas… Estos productos se fabrican en los talleres de la fábrica de Eze-Village y están perfumados con los aromas procedentes de las colecciones Fragonard. La fábrica está provista igualmente de un laboratorio de formulación supervisado por la Dra. Anne Costa.
Es también en Eze-Village donde Fragonard perpetúa la fabricación del perfume sólido, denominado aún “concreto” o “pomada”. El perfume-crema o perfume sólido presenta una concentración superior a la del eau de toilette, evitando al mismo tiempo la utilización del alcohol.

Evolucionando con el paso de los años, las modas y las exigencias, los cosméticos Fragonard han apostado por la simplicidad. Productos a menudo mixtos, fiables y simples de utilizar, representan los productos esenciales del cuidado cosmético cotidiano: cremas para la cara, aceites para el cuerpo, sérum, desmaquillante, geles de ducha…

La tienda

La visita se termina en el salón de venta, donde todos los productos de la Perfumería Fragonard están representados en diferentes mostradores: perfumes, eaux de toilette, jabones, velas, difusores, así como cosméticos, geles de ducha y estuches para regalo…

La oferta Fragonard es particularmente rica y múltiple: florales, afrutados, chipres, amaderados u orientales, una magnífica forma de prolongar su visita descubriendo todas las familias olfativas y de encontrar el perfume perfectamente adaptado a su personalidad, sus gustos y sus deseos.

Informaciones prácticas

  • Acceso

    La Condamine – 06360 Eze-Village
    Parking de la fábrica, bajo reserva de plazas disponibles

  • Visita con reserva

    También puedes reservar haciendo clic en este enlace :