El Museo Jean-Honoré Fragonard

Colección Hélène y Jean-François Costa

Historia del lugar

Inaugurando en 2011 el Museo Jean-Honoré Fragonard en el corazón de la ciudad vieja de Grasse, la Casa Fragonard rinde un doble homenaje. Un homenaje al célebre pintor, por supuesto, originario de Grasse e hijo de un guantero perfumista, y un homenaje a Jean-François Costa, entusiasta del arte, gran enamorado del siglo XVIII francés, que ha coleccionado pacientemente sus obras.

El museo Fragonard ofrece al público un conocimiento completo de la carrera del célebre pintor Jean-Honoré Fragonard: obras galantes, pintura religiosa, paisajes, retratos de fantasía, hasta el cuadro realizado al final de la carrera del artista, El sacrificio de la Rosa.

Repartido en tres plantas, el museo está dividido en salas de exposición permanentes y temporales. Perpetuando la obra de su padre y participando así en el dinamismo cultural de la ciudad de Grasse, Agnès y Françoise Costa organizan cada año exposiciones temporales en las salas de la planta baja y en la planta baja con jardín.

Las colecciones

En la primera planta, en una sucesión de grandes salas, se presentan una veintena de grandes obras de Jean-Honoré Fragonard, así como una cuarentena de pinturas de otros dos artistas de Grasse: Marguerite Gérard, cuñada y discípula de Fragonard, y Jean- Baptiste Mallet. Este conjunto, que constituye el espacio de exposición permanente del museo, sobrepasa el exclñusiva marco regional por su interés artístico e histórico.

Jean-Honoré Fragonard (1732-1806)

Jean-Honoré Fragonard es una de las figuras más enigmáticas del siglo XVIII. Cuando los primeros críticos y aficionados que participaron en su descubrimiento en el siglo XIX imaginaron su recorrido, estuvieron tentados de confundir su propia vida con la de uno de sus personajes. En realidad, la vida de este hijo de guantero de Grasse, nacido en 1732, pero que creció en Paris, se parece más a un relato picaresco que a la vida de un joven enamorado de la Comedia Italiana. Fragonard poseía una de las más sólidas culturas pictóricas de su tiempo, como muestra aquí Le Troupeau, bonito homenaje a la pintura nórdica del siglo XVII, o L’Oiseau chéri, una de sus composiciones más “rembranescas”.

Marguerite Gérard (1761-1837)

El Museo Jean-Honoré Fragonard posee una de las más importantes colecciones de cuadros de Marguerite Gérard que se haya constituido nunca, significativa de su producción.
El destino de Marguerite Gérard está íntimamente relacionado con el de Jean-Honoré Fragonard. Siguiendo el ejemplo del maestro Fragonard, compone diversas escenas de género y se especializa en los retratos de pequeñas dimensiones. A finales del siglo XVIII, accede a la autonomía artística y no tarda en conquistar al público parisino, figurando sus obras en casa de todos los grandes coleccionistas.

Jean-Baptiste Mallet (1759-1835)

Nacido en Grasse en 1759, formado en Tolón y en París, Jean-Baptiste Mallet es uno de los pintores más misteriosos de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Su sólida cultura pictórica le permite pasar de sus primeros gouaches galantes a obras mucho más comprometidas e inspiradas en la actualidad política y social revolucionaria. Se forjó igualmente un nombre ante los aficionados, gracias a sus cuadros de un gusto anacreóntico, en el que maneja con brío el repertorio antiguo y una cierta «mitología graciosa», como aquí, en L’Innocence et la Fidélité ramenant l’Amour.

Informaciones prácticas

  • Acceso

    Museo Fragonard – Centro ciudad de Grasse
    Colección Hélène y Jean-François Costa.
    Hôtel de Villeneuve
    14, rue Jean Ossola
    06130 Grasse
    Parking Índigo CRESP situado a unos pasos del museo, y cuya entrada está situada en el 17 boulevard Fragonard.

  • Horarios

    No es necesario reservar.
    Visita y entrada libres y gratuitas
    Abierto al público todos los días, de 10h a 18h.
    Cerrado los domingos de noviembre, enero y primeros de febrero.